El colágeno es uno de los ingredientes más utilizados por los fabricantes de cremas y otros productos de belleza. Pero principalmente, es la proteína más abundante en nuestro organismo.

¿A qué se conoce exactamente como colágeno?

Colágeno es el nombre por el cual se conoce a una proteína que se encuentra en todos los tejidos animales. Es el componente más importante en la formación de la piel, los huesos, los cartílagos, las uñas y los ligamentos.

¿Qué importancia tiene el colágeno para nuestros tejidos?

El colágeno, como cualquier otra proteína, está formado por una larga cadena de aminoácidos, que en este caso se enrolla y se estira en forma de fibras flexibles y resistentes. Por lo tanto, es la proteína responsable de la flexibilidad de nuestros tejidos.

¿Qué ocurre con el colágeno con el correr del tiempo?

Con el paso de los años, nuestro organismo no fabrica la misma cantidad de colágeno que antes. Al llegar a los cuarenta años, la cantidad de colágeno que producimos se ha reducido a la mitad con respecto a la de la adolescencia. Es por eso que esta pérdida se asocia con los signos del envejecimiento.

Para qué sirve:

Formación de tejidos: La principal función del colágeno es, precisamente, ser el soporte de la formación de tejidos, incluyendo los principales órganos del cuerpo. Algunos se refieren al colágeno como la "cola de pegar" que mantiene unidas a las células del cuerpo.

Brinda firmeza: El colágeno da firmeza y elasticidad, lo que puede apreciarse en su aplicación en cremas para la piel.

Hidratante: El colágeno también permite hidratar al cuerpo.

Tratamientos con colágeno

Al envejecer, dejamos de producir las cantidades de colágeno, y por eso nuestro cuerpo presenta determinados signos de deterioro. El colágeno se utiliza en cosmética y dermoestética para regenerar esta proteína, que al disminuir en producción genera deterioro de la piel. El colágeno aplicado por diversos medios sirve para rellenar arrugas y líneas de expresión, o bien para disminuir las cicatrices. Además de aplicarlo en la piel, el colágeno se puede incorporar al organismo mediante una dieta rica en proteínas.